El excampeón de los pesos pesados, Mike Tyson, ha tomado una difícil decisión con su famoso tigre de Bengala ‘Kenia’.

Tyson compró al felino hace 16 años y debido a su envejecimiento, además de otro incidente de gravedad, terminaron por convencer al exboxeador de venderlo.

“Tenía un tigre de mascota, su nombre era Kenia y sentía un gran afecto por ella. La cuidé, me acosté con ella, la mantuve en mi habitación”, confesó en una entrevista a GQ Sports.

Sin embargo, el tigre “se hizo demasiado viejo y tuve que deshacerme de él cuando sus ojos y su cabeza empeoraron. Ah, también le arrancó el brazo a una persona”, reveló.

Señalemos que el excampeón compró el tigre cuando se encontraba preso tras ser condenado por violación en 1992.

En ese entonces, Tyson estaba viendo la posibilidad de comprarse un auto de lujo para su colección, pero terminó decidiéndose por el felino, que llegó a superar los 250 kilos.

Fuente: biobiochile.cl