Adelgazar rápido es un proceso que va más allá de poner en práctica fórmulas mágicas e inmediatas para dejar atrás la obesidad o kilos de más.

Para la dietista-nutricionista Laura Arranz, el perder peso de forma acelerada no es lo adecuado, especialmente si se quiere que esa pérdida de peso tenga permanencia en el tiempo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por keva (@keva_smarteating)

La también farmacéutica y profesora de la Universidad de Barcelona (España) explicó al diario El Español que por naturaleza, el organismo se resiste a la pérdida de peso, pues eso amenazaría la supervivencia en tiempo de escasez de alimentos.

Las luchas para adelgazar rápido

Uno de los aspectos más relevantes es que generalmente se tiende a pasar hambre o a cumplir extremas restricciones. Finalmente con ello, se activan las alarmas de la ansiedad y vienen el descontrol y los excesos.

Un informe avalado por el médico del Kaiser Permanente de Colorado, Adam Tsai, titulado “Dietas de Moda”, expone que la mayoría de estos planes prometen pérdidas de peso rápidas, permanentes, sin padecer de hambre.

Al respecto, el experto advierte que, en la mayoría de los casos, el peso se recupera e incluso se aumenta mucho más, porque se imponen hábitos alimenticios que no pueden sostenerse por mucho tiempo.

Secuelas de la pérdida de peso

Según un reporte de Sanitas, corporación de trayectoria sanitaria en Europa, las dietas rápidas funcionan inicialmente para adelgazar, pero con el riesgo de la pérdida de líquidos y masa muscular, pero poca grasa, que es lo que interesa.

También se advierte acerca de las dietas peligrosas, pobres en proteínas y que ocasionan el descenso en la presión arterial, y que pueden causar arritmias difíciles de tratar.

En tanto, las dietas rápidas ricas en proteínas, pero de escasos hidratos de carbono (carbohidratos), pueden llevar a la pérdida de masa ósea, problemas renales, fatigas, mareos y deshidratación.

 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

 

 

Fuente: meganoticias.cl