La tercera raqueta nacional tuvo claras opciones de llevarse el encuentro, pero no pudo concretar sus oportunidades.

Las vueltas del tenis le permitieron a Tomás Barrios enfrentarse, por la segunda ronda del Challenger de Biella, al argentino Guido Andreozzi. Toda una particularidad puesto que el trasandino lo había eliminado en la última ronda de las clasificaciones, pero el chillanejo ingresó igual al cuadro como “perdedor afortunado”.

El número 3 de Chile había aprovechado su oportunidad ayer tras vencer en el debut al cuarto sembrado, el alemán Cedrik-Marcel Stebe. Y pareció seguir en racha, pues ganó el primer set a Andreozzi por 6/3. Y aunque perdió el segundo por idéntico marcador, quebró en el inicio del tercer parcial para quedar 2/0 arriba.

Sin embargo, Barrios dilapidó la ventaja y, tras casi tres horas de partido, perdió el set definitivo por otro 6/3.

El tenista nacional de 23 años se mantendrá en Europa y aguarda por bajas para entrar a las clasificaciones del Challenger de Heilbronn o Zagreb, los cuales arrancarán la próxima semana.