Si bien Chile va avanza rápidamente en el proceso de vacunación contra el coronavirus, no ocurre lo mismo con el resto del mundo. Se estima que solo un poco más del 27% de la población mundial ha recibido al menos una dosis.

Es por eso que se trabaja en alternativas más rápidas y eficientes. Es el caso de la vacuna oral en la que trabaja el laboratorio Oramed de Israel. Se trataría de una pastilla, y no una inyección, como hemos visto hasta ahora.