Los alimentos que se consumen tienen gran influencia sobre la salud y el bienestar. De hecho, un estudio concluyó que comer un hot dog o un completo puede ser equivalente a perder 36 minutos de vida.

Las características de la dieta tienen un vínculo beneficioso o perjudicial para el organismo, pues hay ciertos productos que ayudan contra patologías como diabetes o hipertensión y otros que pueden generar afecciones médicas.

Cabe destacar que las investigaciones han sugerido que la ausencia de ingredientes saludables, ante el consumo de comida chatarra, puede aumentar la posibilidad de sufrir una muerte prematura.

Científicos “condenan” al hot dog

Un estudio, difundido por la revista Nature, determinó que comer un hot dog puede restar 36 minutos de vida, mientras que ingerir una porción de nueces podría sumar unos 26 minutos adicionales.

Esta conclusión fue obtenida tras la aplicación del índice de salud nutricional a unos 5.853 alimentos comunes, que van desde 74 minutos ganados hasta 80 perdidos por porción, de acuerdo a su composición y a los impactos ambientales.

Según el informe, la sustitución de un 10% de la ingesta calórica diaria de carne de res y cárnicos procesados, por frutas, verduras, legumbres, mariscos y frutos secos, resultaría en un aumento sustancial de la salud. Ello podría traducirse en 48 minutos diarios de vida y una reducción del 33% en la huella de carbono.

Pequeños correctivos que salvan vidas

Los investigadores de la Universidad de Michigan recomiendan bajar la ingesta de productos de alto procesamiento, carnes de cerdo, cordero y verduras de invernadero. Los científicos proponen así alternativas al consumo del hot dog o completo, debido a su alto impacto en la salud.

Ante ello, sugieren comer más frutas y verduras del campo, legumbres, nueces y mariscos. Todo ello tratado en función de operaciones de bajo impacto ambiental.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Elsa Solano (@nutrimovimiento)

“Nuestros hallazgos demuestran que las pequeñas sustituciones específicas ofrecen una estrategia factible y poderosa para lograr beneficios significativos para la salud y el medio ambiente sin requerir cambios dietéticos drásticos”, manifestó el profesor y coautor Olivier Jolliet.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

 

Fuente: meganoticias.cl