Rosas, stickers, posters, cintillos y pulseras de colores, eran solo algunas de las cosas que se vendían en las afueras del Movistar Arena para adornar una noche inolvidable y llena de ritmos latinos. La gente comenzó a llegar desde temprano por metro Parque O’Higgins y en diferentes medios de movilización en la hora punta, para ver uno de los shows más esperados del año y el cual se vendió completamente.

En los parlantes del coliseo santiaguino, comenzó a sonar Julieta Venegas y su clásico “Me voy” para ir calentando los motores. Sin embargo, la canción elegida para hacer el preludio al show fue “Yo soy aquel” de Raphael, la cual ocupó la banda para posicionarse en el escenario. “Aunque te mueras por volver” y “Tormento” fueron las primeras composiciones seleccionadas por Laferte para hacer tronar a todo el Arena a través de las voces de sus asistentes.

Myriam Hernández fue la primera invitada que tuvo la oriunda de Viña del Mar para cantar a dúo el conocido tema “Herida”. “Yo no sé qué hacer / Me enamoré de ti en un día / Y no sé por qué”, cantaba la gente junto a las dos artistas nacionales que hicieron una noche amena para todas las generaciones que asistieron para ver a una de las mejores exponentes que tiene la música latina en estos momentos.

Varios globos repletaron las filas principales para acompañar y engalanar a “Algo es mejor”, generando un ambiente festivo y entretenido para una presentación que aguardaba muchas sorpresas y que la destacan como una mega estrella en el ámbito internacional. “Estoy más nerviosa porque estoy en casa. Una se pone más nerviosa frente a la familia”, fue alguna de las frases que le dedicó Mon a su público en uno de los interludios.

 

La nacida en la población Gómez Carreño se cambió de ropa, uso vestidos de diferentes tonalidades y trajes, destacando, además, el uso de la guitarra y la armónica en la cual hizo gala de sus facultades musicales.

La hora de los boleros se dio junto al ‘Macha’, vocalista de Chico Trujillo, Bloque Depresivo y La Floripondio donde cantaron “Regresa” y “Cariño Malo”. La ex Rojo, es una todo terreno, ya que puede pasar del pop, la música romántica, el rock y hasta los ritmos latinos, dejando más que claro que es una estrella que seguirá resplandeciendo en cada lugar que ella esté.

“Somos caleta / Más que los paco’ / Somos más choros /peleamos sin guanaco”, cantó a toda fuerza el público en su ya clásico “Plata Ta Tá” para cerrar con “Amárrame”, donde la gente mostró el amor y cariño que le tienen a una exponente sin igual que tiene Chile y Latinoamérica. Banderas chilenas y mexicanas se mostraron en varios sectores del Movistar Arena como una forma de homenaje a Mon Laferte. Sin embargo, los carteles que le hicieron emocionarse fueron los que decían “GRACIAS, MON, POR NO RENDIRTE” junto a un corazón.

La cantante chilena volvió en gloria y majestad a su país para hacer pesar lo que ha sido una carrera llena de sacrificios -desde muy pequeña- y con la cual ha sabido perseguir sus sueños y cumplirlos a cabalidad. La misma cantante que fue denunciada por Carabineros hace algunos años, llenó de emotividad y brindó un repertorio lleno de hits y canciones de alta factura, que marcó una de las mejores presentaciones que ha tenido Mon Laferte en suelo nacional, resaltando que es un ejemplo a las nuevas y viejas generaciones de resistencia y resiliencia.

Galería fotográfica de Mon Laferte en Chile

Fotos de Bastian Cifuentes

fuente: terra.cl