Cuando hablamos de un buen smartwatch, una de las características fundamentales que a mi juicio deben tener, es una batería que dura días o incluso semanas. Es precisamente una de las características principales del nuevo Fitbit Inspire 3.

Al abrir la caja, nos encontramos con el nuevo dispositivo, que mantiene esa pantalla en formato vertical de la edición anterior, con un diseño delgado y sin botones disponibles. Me gusta que sea un reloj en términos estéticos sobrio, con foco puesto en usarlo tanto como en el deporte diario, hasta en la vida diaria.

Si nos vamos a la pantalla, tenemos por primera vez en esta tercera versión, un AMOLED a color, que es bastante brillante y cómodo frente a cualquier condición climática. Además, cuenta con la nueva función de pantalla siempre activa (Always On), que a mi gusto anda bien, pero evidentemente afecta un poco la duración de la carga, pero en menor medida que otros competidores del mercado. Acá es importante entender, que son 10 días de uso continuo con una sola carga. 

Otro punto, es que al igual que otros modelos, lo puedes sumergir hasta 50 metros bajo el agua, y viene con correas intercambiables de silicona, que puedes usar en distintos momentos y condiciones.

En cuanto a sus funciones, nos entrega variadas estadísticas y datos. Primero, podremos tener un seguimiento automático de las actividades que hacemos durante el día, contando con el escenario completo de todas las actividades que hacemos. Esto se complementa con las opciones de entrenamiento predeterminadas que tiene el reloj, como andar en bicicleta, correr, trotar, nadar, entre otras.

El seguimiento es generalmente automático y el Inspire 3 puede detectar cuando estás haciendo ciertas actividades, pero también puedes iniciar una sesión desde el propio dispositivo si lo deseas. Por defecto, las opciones son Caminar, Correr, Bicicleta, Nadar, Entrenamiento y Cinta de correr, pero puedes reorganizar estos accesos directos desde la aplicación. Inspire 3 entrega información como las calorías quemadas, la distancia recorrida, el sueño y estrés.

Una de las principales novedades, es la opción de poder medir el nivel de oxígeno en sangre, que se masificó bastante durante el periodo de pandemia, y hoy es una herramienta que sin duda puede salvar vidas.

Si tu sueño es irregular, el nuevo reloj de Fitbit viene con soluciones para dormir mejor, donde podemos tener estadísticas de la calidad del sueño, sus fases, sueño profundo, etc. No está demás decir que las funcionalidades de los relojes inteligentes enfocadas en salud, han ido creciendo muchísimo en los últimos años.

Como resumen, tenemos un dispositivo de valor accesible, con prestaciones de salud y deportivas muy completas, con batería de larga duración, y la gran novedad de contar con una pantalla a color. Recomendado.

Fuente: terra.cl