La temporada de cosecha de cerezas en Chile es una oportunidad de empleo temporal muy solicitada. Esta actividad, que atrae a un gran número de personas cada año, ofrece una oportunidad para generar ingresos significativos en un corto periodo de tiempo. Según Antonio Walker, exministro de Agricultura y actual presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), las ganancias para los trabajadores temporales en este rubro pueden ser considerablemente altas.

Walker reveló que hay trabajadores en la cosecha de cerezas que pueden ganar hasta $200 mil líquidos diarios. Aunque este monto es excepcional, el promedio diario de ganancia suele rondar los $150 mil. La temporada de cosecha dura aproximadamente un mes y medio, por lo que los temporeros tienen la oportunidad de acumular una suma considerable de dinero en estos meses.

Las condiciones de trabajo durante la cosecha de cerezas son bastante específicas, debido a las características del cultivo. Walker señaló que las jornadas laborales son generalmente de lunes a sábado, comenzando temprano en la mañana, alrededor de las 06:30 horas, y terminando a las 14:00 horas. Esta programación se debe a que no se puede cosechar con altas temperaturas, ya que el calor puede afectar la calidad de las cerezas, ablandándolas.

El trabajo temporal en la cosecha de cerezas es, además, un fenómeno social significativo en Chile: muchas familias tienen en esta actividad una fuente importante de ingresos que coincide con las festividades de Navidad y Año Nuevo. Walker destacó que este trabajo es una actividad familiar en muchos casos, donde todos se involucran y contribuyen.

En cuanto a la demografía de los trabajadores en el sector, aproximadamente el 70% son chilenos y el 30% extranjeros. Así, la cosecha de cerezas termina trayendo a un amplio espectro de la población que busca aprovechar la temporada de cosecha para mejorar su situación económica.

Fuente: terra.cl